El cubo en el dodecaedro

Después construimos el dodecaedro a partir del cubo, de forma que en cada vértice del cubo concurren tres vértices del dodecaedro. Algunos de estos vértices tenían ya seis varillas y añadimos tres más intercalando las barras entre las ya colocadas. Al mismo tiempo vamos formando los doce pentágonos del dodecaedro, uniendo las varillas anteriores de tres en tres con cuidado de que se formen los pentágonos regulares. Intentaremos que estas últimas conexiones tengan una  cierta holgura para que después las barras del icosaedro puedan ir por el interior. Ya nos ocuparemos al final de ajustar las ataduras.


Figure S30612.fig

Applet created on 18/04/01 by José A. Mora  with CabriJava